lunes, marzo 19, 2012

El Pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo

La familia Homo descubre nuevos primos en la milenaria China.

Hasta hace unos pocos años la evolución de los seres humanos parecía bastante clara, especialmente en Europa y Asia. Pero una serie de descubrimientos realizados a lo largo de la última década nos ha demostrado que las cosas no eran tan simples como suponíamos... algo que sucede a menudo pero que nunca deja de sorprendernos.

El_pueblo_de_la_Caverna_del_Ciervo_Rojo

Representación artística mostrando la mezcla de características antiguas y modernas.
© Peter Schouten
Primero fue el Homo floresiensis, el diminuto “Hobbit” que habitó la isla de Flores en Indonesia hace entre 95 000 y 13 000 años. Después fueron los Denisovanos, homininos (es decir, pertenecientes a una subfamilia de primates de la familia de los Homínidos y que incluye tanto al Homo sapiens y a sus parientes extintos como también a los gorilas y chimpancés) que vivieron en la cueva de Denisova, en las montañas de Altai, Siberia, hace unos 41 000 años.


Y ahora, en el sudeste de China, en la cueva de Maludong cercana a la ciudad de Mengzi, provincia de Yunann, encontramos a un grupo que vivió allí (y al menos también en otra cueva situada cerca de la ciudad de Longlin, a unos 300 km de Maludong) y que presentaba características diferentes a las de los otros Homo que vivieron en Asia en tiempos relativamente modernos. Gustaban de comer una especie de ciervos que encontraban en los alrededores y cuyos restos son numerosos en la cueva, y por eso se los ha bautizado, por el momento, como el Pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo.

El descubrimiento fue realizado por un grupo de científicos chinos y australianos liderados por Ji Xueping y Darren Curnoe. Este último nos cuenta que su hallazgo genera más preguntas que respuestas, y que todo esto se agrega a la complejidad que rodea tanto el origen como la definición de “ser humano”, algo que parece ser cada vez más difícil a medida que se siguen desenterrando nuevos fósiles.

Esta nueva población de humanos prehistóricos muestran cráneos que exhiben un mosaico inusual de rasgos primitivos tales como los que se ven en nuestros ancestros de hace cientos de miles de años combinados con algunas características modernas de los humanos actuales y con otras varias bastante inusuales.

cráneo_de_Maludong

Los cráneos del pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo sugieren algunas diferencias claves cuando se los compara con los de los humanos modernos.
© Darren Curnoe

Específicamente, poseían cráneos redondeados con arcos superciliares prominentes, rostros cortos, chatos y muy anchos, narices amplias y grandes molares, carecían de la barbilla típica de los humanos modernos y sus cerebros eran de tamaño moderado con lóbulos frontales de aspecto moderno pero con lóbulos parietales primitivamente cortos.

Todo esto hace muy difícil decidir si este grupo humano debiera ser clasificado como Homo sapiens o como otra especie, y por eso los investigadores han evitado clasificar a los fósiles en esta etapa, aunque sí creen que la evidencia indica que se está ante una nueva línea evolutiva.

Para los investigadores hay dos explicaciones plausibles.

Una es que este pueblo represente a una población arcaica, anterior al Homo sapiens, que haya sobrevivido gracias a su aislamiento.

Otra es que su poco común morfología sea el resultado de la retención de un gran número de polimorfismos ancestrales en una población de Homo sapiens como resultado también de su aislamiento.

El hecho de que estos cráneos sean anatómicamente únicos y diferentes a los de todos los humanos que viven hoy en día o que hayan vivido a lo largo de los últimos 150 000 años, sugiere que permanecieron aislados hasta hace unos 11 000 años sin haberse cruzado (o al menos haciéndolo en forma muy limitada) con otras gentes modernas vivían muy cerca de ellos hacia el este y el sur.

Otra posibilidad es que pertenezcan a una población moderna desconocida que llegó relativamente temprano (hace unos 60 000 años) procedente de África y que no contribuyó genéticamente con los asiáticos del este que viven actualmente.

Más allá de estas incógnitas, sabemos algunas cosas.

Para comenzar, conocemos que vivieron en el sudoeste de China hacia fines de la última Edad de Hielo. Sobrevivieron a uno de sus episodios más fríos y peores, el conocido como Máximo Última Glacial, que terminó hace unos 20 000 años.

huesos_de_ciervo_rojo

Huesos de ciervo recuperados en Maludong, incluídos algunos que fueron quemados por el pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo.
© Darren Curnoe

El período comprendido entre hace 15 000 a 11 000 años, cuando el pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo prosperó en esa región, se conoce como “transición Pleistoceno-Holoceno” y mostró un cambio a climas y comunidades ecológicas muy parecidas a las actuales, incluso con épocas iniciales más cálidas que las actuales.

También se vio por entonces la desaparición en muchos lugares de la llamada mega-fauna, que incluía un ciervo gigante que fue explotado por estas gentes y cuyos restos se encontraron en grandes cantidades en el sitio de Maludong, donde los cocían y comían después de haberlos cazado.

Por esa época los humanos modernos de la región sufrieron un gran cambio en su comportamiento. Comenzó la alfarería que permitía el almacenamiento del alimento y la recolección de arroz salvaje, los primeros pasos para una sociedad totalmente agrícola.

El Pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo compartió el escenario con estas comunidades pre-agrícolas, pero todavía no tenemos idea sobre si interactuaron con ellos o si compitieron por los recursos a su alcance. Quizás la unión de todos estos hechos llevó a esta población hasta su límite.

Es hora de agregar que algunos estudiosos indican que hay aspectos que todavía no han sido informados y/o discutidos claramente.

Por ejemplo,como los fósiles fueron recogidos sin exhaustivos controles arqueológicos, podría haber problemas con la datación. En una de las cuevas los científicos pudieron identificar los sedimentos en los que se encontraban los fósiles y así las fechas corresponden a aquellos. En otro caso, los restos estaban encajados en un bloque y entonces se utilizaron materiales del bloque para la datación.

excavaciones_en_Maludong_2008

Primeras etapas de la excavación en Maludong, en 2008.
© Darren Curnoe

El problema aquí es tanto los sedimentos como los materiales del bloque podrían ser más recientes que los fósiles. Lamentablemente no hay colágeno que pueda ser fechado directamente.

En uno de los cráneos, la parte superior había sido procesada: dos posibilidades: canibalismo o técnicas funerarias.

También está el caso del nombre: por ahora se los denomina como el pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo. Esto daría la impresión de que los fósiles provienen de un único lugar, aunque en realidad se los encontró en dos lugares que están separados por unos 300 km. Como estos restos muestran características y dataciones similares, los descubridores concluyen que pertenecían a una población única. Parece un buen razonamiento inicial, una hipótesis que solamente podría ser desechada por una buena evidencia en contrario.

Las informaciones de prensa indican que los fósiles fueron encontrados en asociación con varias herramientas y una fauna específica que no fueron descritos en el artículo de origen. Estos elementos deberían ayudar en la identificación de estas gentes, y decirnos qué es lo que hacían en aquella época, por lo que habrá que esperar a contar con esos exámenes.

Es interesante recordar que por la misma época también vivió (y desapareció) en la Indonesia occidental el Homo floresiensis que mencionaba antes. Esta existencia contemporánea en Asia de múltiples poblaciones pinta una imagen de sorprendente diversidad, algo de lo que no teníamos idea hace apenas una década, y quizás represente un nuevo capítulo de la evolución humana reciente: el capítulo asiático.

Sea como sea, este descubrimiento remarca cuán poco sabemos sobre nuestra propia evolución, incluso en un período relativamente reciente. Quizás la recuperación de ADN de sus huesos nos ayude a responder muchas preguntas sobre nuestros ancestros.

# # # # # # # # # # # # # # #
”evolución_humana”

# # # # # # # # # # # # # # #

Fuentes utilizadas:
- History.com
- PNAS
- Past Horizons
- PloSONE
- LiveScience
- Originus
- 2eyeswatching

4 comentarios:

Blanca Miosi dijo...

Interesante artículo, Heber, y me gusta mucho la imagen de la evolución al final.
En cuanto al artículo:
A mí me parecen unos cráneos de rasgos fisionómicos diferentes a los de la representación artística. Yo me encuentro con ellos a cada momento por aquí.

Besos!

GALIKA GIRL 16 TH dijo...

Me parecio interesante este tema ... pero tengo una duda esa especie ¿ aún vive ? o sólo son restos fósiles ? ... estaría muy agradecida si pudieras responderme esta pregunta :) ... Gracias!

GALIKA GIRL 16 TH dijo...

El tema que has escogidop me pareció muy interesante pues quiero seguir leyendo, dejame felicitarte porque tu redacción es buena... pero he aquí la principal razón de mi comentario esa especie ¿ aún vive ? ¿ O sólo son fósiles ?Espero con ansias su pronta respuesta. Gracias

Att . Tsukie :D

Heber Rizzo dijo...

Galika:

El pueblo de la Caverna del Ciervo Rojo desapareció hace unos 11 000 años.
Quizás no pudieron competir con el H.sapiens moderno y se extinguieron sin dejar más huella que sus fósiles; quizás se mezclaron con los humanos modernos pero no se han encontrado rastros genéticos en la población actual; quizas un poco de ambas cosas.